Del Mundo Real al Mundo de Los Negocios

Del Mundo Real al Mundo de Los Negocios

El mundo real esta lleno de dichos populares, hay uno especial que aplica dramáticamente al mundo de los negocios:

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”

Si pensamos desde la perspectiva de un vendedor, lo que ese dicho le habla a su mente es que la venta que se perdió no se recupera. Sé que usted en este momento puede estar pensando que ese vendedor siempre puede vender más el día siguiente para compensar lo que perdió. Eso es lo que llamamos la TRAMPA DE LA JUSTIFICACIÓN DE INEFICIENCIAS. 

Grafiquemos los que pasa con un ejemplo, supongamos que tenemos un bar donde sólo vendemos cervezas y nuestro bar vecino sólo vende gaseosas. Un cliente sediento recurre primero a nuestro bar, pero hemos vendido todo nuestro stock y le explicamos que mañana llegará el nuevo pedido, como nuestro lema es sorprender a nuestros clientes,  incluso como compensación le prometemos un descuento válido para mañana. Nuestro cliente se retira y entra a nuestro bar vecino y compra una gaseosa. Al día siguiente el cliente vuelve a nosotros y compra su cerveza con descuento y lleva otra aprovechando el precio para su casa.

beervscoke

Supongamos ahora que toda esta escena la vio un observador imparcial, y para que sea totalmente neutro en su juicio, supondremos que es un consultor de negocios del planeta Marte. Su reporte diría que la “la sed” es la necesidad de nuestro cliente, por lo tanto, es la oportunidad de negocios. La primera sed, la del día anterior la perdimos contra nuestro competidor, la segunda sed la ganamos pero perdimos parte del “excedente del consumidor”, es decir, perdimos parte de las ganancias en 2 cervezas, la de hoy y la de mañana. A menos que tengamos una máquina del tiempo, nuestro marciano asegura que nunca venderemos la primera sed, esa ya la perdimos. Además nuestro observador, anota que curiosamente los humanos  generalmente en vez de mejorar sus ineficiencias (mala proyección de ventas e inventario), las ocultan y se enorgullecen de sus acciones que han mejorado la satisfacción.

Todo sería más fácil si nuestro dicho popular los vendedores lo leyeran como:

“Lo que no vendiste hoy, no lo vas a vender mañana”

 

Comments

  • eduardoyon | Ago 9,2014

    […] 9,2014 Leave a comment […]

  • Deja un comentario